jueves, 9 de septiembre de 2010

HORROR

Nos dijeron que nos esperaban más adelante. Así que fuimos y nos encontramos con unos hombres que venían. Nos miraron y no dijeron palabra. Esto nos pareció extraño, más que nada porque llegamos a sospechar que ellos éramos nosotros.

Ahora tenemos miedo de avanzar. A lo lejos, se escuchan unos siniestros pasos, pasos que nos sumen en un horror imposible de describir.

Pasos que no van, ni tampoco vienen.

No hay comentarios: