jueves, 9 de septiembre de 2010

¿QUÉ ES QUÉ?

            El extraterrestre era bajito y cabezón. Miraba fijo con sus inexpresivos ojos negros. Bruno le preguntó si quería algo. El extraterrestre no le respondió nada.

            -¿Entonces, para qué me despertaste? –preguntó Bruno, indignado.

            El extraterrestre se encogió de hombros, como queriendo decir que había sido Bruno el que lo había despertado a él.

             Luego, realmente alguien abrió los ojos.


No hay comentarios: