lunes, 23 de mayo de 2011

BELA LUGOSI IS NOT DEAD

La locura ya no se soporta. Sé que estoy loco pero dicho conocimiento va más allá de saberme encerrado entre estas paredes acolchadas y con pastillas coloridas que me regalan calma. No. Sé que estoy loco por la orquesta. Por eso, y por los fogonazos que me sorprenden a cada hora, que me arrancan de la quietud de las drogas. Duelen. Cada vez más.

Pero la música me persigue, los aullidos de los lobos, sus cantos que llenan la oscuridad, el crepuscular espectro de una gota de sangre, la sinfonía de cada instrumento hecho hueso. El amo viene pronto. Sus destellos sobrevuelan Carfax. Su aleteo se percibe en el aire rojizo de las pupilas de mi próxima inmortalidad.

Qué importa vivir ahora de moscas y arañas. Pronto, ningún cuello me será ajeno y ya no tendré que pelear contra estos absurdos cocodrilos de goma que alucino día tras día.


(Alejandro Bentivoglio & Esteban Moscarda)

No hay comentarios: