lunes, 2 de mayo de 2011

MASACRE

Cuando el detective entró y le dijo a David que estaba arrestado, que habían hallado los huesos enterrados meses atrás en el jardín, él lo observó y luego preguntó si podía terminar su cena.

El detective le dijo que sí. David revolvió la sopa. Nadie quiso mirar el interior de la olla.

2 comentarios:

El hereje dijo...

Me encantan estas escenas con tanta crudeza contenida.

alejandro bentivoglio dijo...

gracias por tu pasarte por mi blog y dejar tu comentario!! saludo!