miércoles, 29 de junio de 2011

EL FRIO DESIERTO DE LO LEJANO

El astronauta puso su pie en la luna. Pensó alguna frase brillante, pero no se le ocurrió nada. Clavó su bandera junto a todas las otras. Volvió a su nave y comunicó al planeta que la misión estaba cumplida.

Los habitantes de Plutón no prepararon ninguna bienvenida a su héroe espacial.

No hay comentarios: