miércoles, 29 de junio de 2011

EL MISTERIOSO CUARTO DONDE A VECES SE VIVE

En un rincón vive un hombre que no conozco. En otro vive una mujer que me ignora. Los otros dos lados de la habitación me son inalcanzables. Generalmente me paro en el medio y observo los contornos de lo visible.

Algunos observadores externos han criticado mi evidente negativa a buscar una puerta. Sin embargo, sólo yo sé la verdad sobre el piso que se hunde y sobre el más extraño techo que se humedece unas noches sí y otras no.

2 comentarios:

Nedda dijo...

Está buena la descripción del no reconocimiento propio, ni de la situación que se vive.
Es mi percepción, verse desde afuera, como a un extraño. Dicen que cada uno ve lo que quiere ver.

alejandro bentivoglio dijo...

sospecho ser un extranjero ilegal de mi mismo.