jueves, 16 de junio de 2011

SUPERHEROES

La capa no alcanza para volar. Padres muertos o cualquier otra historia trágica no es suficiente para no verse ridículo en un disfraz de murciélago. El diseño, sin embargo, empieza por las botas. El color y un material resistente es lo primero que debe tomarse en cuenta. Los guantes son opcionales. Los accesorios de todo tipo son indispensables.

En el caso de elegir la supervillanía, es conveniente lucir una calvicie incipiente o algún defecto de nuestra persona que puede justificar esa satánica maldad que nos empeñamos en propagar.

No hay comentarios: