miércoles, 6 de julio de 2011

MATRIX CLASE TURISTA

Subí al colectivo a eso de las 9; a la media hora ya estaba sentado frente a mi pc, odiando la rutina. Pero en ese momento, el tiempo me hizo una jugarreta: el tiempo, que es movimiento, se detuvo. Al principio, pensé que era un error de percepción, como un deja vu. Pero a los pocos instantes, la extrema quietud se afianzó en la realidad. Creí, entonces, que aquello era de lo que hablaban los antiguos místicos, ese instante de iluminación en el que todo encuentra su lugar, su forma adecuada, un momento en el que nos hacemos uno con el universo.
Pero abruptamente desperté de mi ensueño. González me miraba desde sus anteojos gastados. Su dedo apretaba el reset de la máquina.
-Se te colgó windows -dijo, volviéndome a la normalidad del movimiento continuo.Luego se alejó, como un heraldo negro de un mundo vacío, construido en la poca eternidad de un código binario que a veces, solo a veces, se permite olvidarse qué son ceros y qué son unos.


(Alejandro Bentivoglio & Esteban Moscarda)

5 comentarios:

Diego Planisich dijo...

Muy copado muchachos!

Saludos!

alejandro bentivoglio dijo...

gracias por el comentario!! perdón por contestar con tanta demora pero recién lo leí hoy. saludos!

César Socorro dijo...

En un mundo Linux las problabilidades de este desenlace Se hubiesen reducido enormemente. En otras palabras, me encantó. Saludos
.

alejandro bentivoglio dijo...

el mundo windows permite toda clase de catástrofes!!

Horrora dijo...

bueníiisimo!! qué bueno es :)