viernes, 5 de agosto de 2011

IMPENSABLE

Lluvia, lluvia sobre la tierra, empapando los sentidos. Poco a poco llegando, hasta el prohibido y oscuro pensamiento, atorado para siempre entre los huesos. Pequeños encuentros, pequeños sueños.

Alas que escucho en las tormentas, ojos que atraen con sus uñas para despertar. Acaso diga adiós, acaso diga lo siento. La fatalidad infecta la luz con su piel y congelamos el lento reptar de lo que aguarda.

Qué tristeza la de ser parodia, lugar común del eco. Saber que aún en la risa acecha lo impensable.

Qué tristeza la de un día cualquiera, olvidando lo que recordamos, hablando de cosas sin importancia. Gritándole a ventanas cerradas.

(Alejandro Bentivoglio & Minerva Rodríguez)

No hay comentarios: