viernes, 5 de agosto de 2011

PERVERSION DE LA VERDAD

En la orilla interior de infierno, silenciosa planea la noche. Eclipsados por muros, la luz es semilla de deseos que se marchitan, de descubrimientos que bordean secretos.

Un lago de plata es cuerpo reconocible, una llamada es mano que se extiende. Una sombra es la única, pero se acompaña en el frío de los árboles que hablan en los juegos del exterior.

La llama existe aún al final de los sueños deconstruidos, la verdad es una manera de ocultar la lejanía. Pero el miedo también conoce de tiempos, de caricias y de formas de reconocernos cuando nos creemos ciegos.

(Alejandro Bentivoglio & Minerva Rodríguez)

No hay comentarios: