domingo, 4 de septiembre de 2011

LO QUE SE OCULTA

Reviso los dos cajones de la mesa de luz, temiendo lo que pueda llegar a encontrar. No es la primera vez que mi mano tantea formas incomprensibles. Cosas que oscilan entre la viscosidad y un ominoso estado semilíquido. Nunca tuve valor de mirar directamente al interior, solo dejo que mi mano descubra el contenido de los cajones.

Cuando me siento satisfecho con mi inspección los cierro con llave. Y trato de dormir haciendo oídos sordos a esos ruidos que vienen del cajón derecho.

No hay comentarios: