sábado, 22 de octubre de 2011

PROFUNDIDAD DEL ESPACIO

Se dirigen en busca del mar. No logran hallarlo. Buscan libros, no están. Desean saber, no pueden. No hay de qué o quién aprender. Uno al otro, se miran, sin comprender. Una sombra cruza, fugaz, frente a ellos. Piensan interrogarla. Pero la oscuridad también es una página en blanco. Un espejo que reconoce y luego olvida.
Lluvia, el mar anida dentro de los párpados. Caminan como ciegos, sintiendo algo al fin. Los dedos tantean las gotas. La sed es el fuego.
Y en millones de años luz, pequeños, están vivos, y arden.

(Soph Shinigami Evans & Alejandro Bentivoglio)

2 comentarios:

Nedda dijo...

Me gusta su abstracción. Deja una respuesta que solamente nosotros conocemos.

alejandro bentivoglio dijo...

gracias por comentar!