martes, 13 de marzo de 2012

Y SE VAN

Cuando la lluvia cae, cae sobre mí, pero no cae sobre vos. Te veo desde la lluvia, y te veo seco, no mojado. Te veo, pero no te oigo, no te palpo ni te siento. Mis manos se estiran, forman la forma y escuchan con cada dedo, tiemblan con cada ráfaga.
Cuando la lluvia cae, me inunda con la certeza de la duda, con la sorpresa de encontrarme tan viva. Y te busco, pero mis manos tallan vacíos que solo te nombran. Y te veo, pero no puedo tocarte. No puedo escuchar ninguna despedida, no puedo percibir esos pasos que se alejan.
Como huellas digitales de alguien que nunca estuvo, que nunca dijo mi nombre.

(Anush Maldonado & Alejandro Bentivoglio)

3 comentarios:

Belén Prado dijo...

esto es hermoso, felicitaciones

HUMO dijo...

Me encantó, sobre todo ese tono poético.La lluvia de por si es poesía.

=) HUMO

alejandro bentivoglio dijo...

gracias por los comentarios. me alegra que les haya gustado. anush también estará agradecida, pero es tímida para darse más a conocer.