miércoles, 20 de junio de 2012

ELEGANTLY WASTED (HIGH SOCIETY BITCH MIX)

Escondés noche y pasados, lo que brilla no puede deslucirse. Pero tu espíritu es viejo y las heridas son de las que agradan. La sangre se esconde pero está allí, alzándose en tu buena vida. ¿Cuánto plástico vas a agregar a su certera sonrisa? Todo lo que amo lo sentís como hielo que separa los mares. Lo que deseamos son paralelas que no encuentran infinito. Lo que odio es todo por cuanto sabés engañar. ¿Acaso correr te hace más sabia? Seguro, todos podemos encontrar las cárceles de tus vestidos de lujo y tu mirada donde juegan los horizontes. Que tus pies descalzos no vuelvan a tocar los tajos en el mundo que solíamos abrir para ver. Qué terrible sería que a esta muñeca se le encuentren los pedazos de porcelana rota. Pequeña estrella mentirosa, muerta por dentro, nunca luciste tan bien.

ARIES

Llueve, llueve geranio. Endulzados ojos de fuego abusan de mí, hipnotizándome. Cabras asustadas, primer martes de la suerte. Su planeta rojo me captura para siempre. Su sonrisa loca florece a cada paso, mío, al vacío. No me abandona. Martes se hace gris, como cada palabra que vomito. Geranio polisémico, deseos de buceo. Verde paz, agua calmática. Quiebro en pedazos, lento, leve. Creo. Contradicción, pasos veloces. Domos de aluminio líquido consumando mi faringe. El ritual de la carne se aleja de mis manos. Aguaviva apagándome. Abril, albanarama, dios torsión, descripción de la piel, desear el deseo. Sentir algo, ganar velocidad, estrellar, caer fuera de mí, encontrarnos a mitad de camino, hechos cenizas. Albúmina de luz, sorpresa de pupila. Llueve, llueve geranio. (Alejandro Bentivoglio & Daniel Juárez Dion)

LOS CANÍBALES

Mauricio y Leandro se miraron entre sí. No parecía haber distancia entre sus miradas, simplemente una sensación de reprobación de uno hacia el otro. Como hombres que acaban de descubrir que la traición es cosa de dos. Junto a la ventana, unas moscas volaban en círculos pequeños sobre un disminuido, imposible cadáver de duende. (Alejandro Bentivoglio & Daniel Juárez Dion)

LA PARANOIA DEL LAGARTO

Se sentía observado en cada movimiento y era porque lo estaban observando y lo sabía. Las aguas del pantano lo atemorizaban. Temía a lo que pudiese encontrar allí o en cualquier otra parte, el mundo era un lugar plagado de apuestas perdidas, de pequeños filos cortantes listos para saborear una presa. La piel dura y escamosa que recubría su cuerpo reptante producía sonidos inaudibles para el oído humano, pero él los oía. Sabía que ese ruido era él arrastrándose. Todo lo convertía en un miedo inmóvil que lo alejaba de una posible realidad a la que temía porque se daba cuenta de que era cierta: los lagartos no razonan. (Alejandro Bentivoglio & Daniel Juárez Dion)

martes, 12 de junio de 2012

LA MUJER IRRESISTIBLE

Ella sabía todas las respuestas, pero no dejaba que nadie le hiciese preguntas. Sospechaban que era muda. Pero tampoco se animaban a dudar de su sabiduría. La velocidad del aire no podía cortarla. Cuando dormía dejaba un ojo abierto. Cuando hacía el amor parecía una extraña forma de tortura a la que nadie podía resistirse.

SEDUCCION

Una red de miradas converge en un punto. El punto se mueve y las miradas lo siguen. El punto vacila y los ojos parecen prestos a salirse, a rodar fuera de las caras y quedar suspendidos de un borde frágil y en apariencia, solo en apariencia, infinito. Pero luego sigue un próximo movimiento y son las pupilas las primeras en regresar y la cara se nos hace otra vez normal, quizás con un leve rictus que los extraños no pueden comprender hasta que no han visto el punto que gira, mórbidamente en el espacio, enseñándonos una recta que promete más, mucho más para después.

LA MISMA HISTORIA DE SIEMPRE

Era un cuento corto que empezaba por el final, a modo de desengaño y que luego llegaba al principio, a modo de decepción.

EL CAPITAL

Encuentro migajas de pan en el pasillo de la oficina y las voy recogiendo una por una. Ellas me conducen a una pequeña casa de chocolate junto a la gerencia donde vive una bruja de aspecto regordete y una notoria verruga en su nariz. Me invita a pasar y veo que los gerentes, con ropas de niños, han sido colocados en bandejas de plata y que cada uno de ellos lleva una manzana en la boca. La bruja me dice que el horno está a punto. Yo le pregunto dónde están las servilletas.

NO SER NOSOTROS

Estaba por servirse el postre cuando la mujer lo tomó por el brazo. Él la observó, incapaz de reprocharle nada. -¿No es suficiente? -dijo ella. -No lo sé -dijo él, casi al borde del llanto-. Todavía tengo hambre. Ella lo soltó y él dejó el plato sobre la mesa. La cabeza de María Antonieta cayó sin hacer el menor ruido, sobre la canasta acolchada del verdugo.

viernes, 8 de junio de 2012

PIEL DE OSO (ALL IN THE FAMILY REMIX)

En horas de luz, simula estar dormido sobre el piso del salón. Por las noches, se levanta sigilosamente y sale a devorar algún cazador. Vuelve sucio y maloliente. Se da un baño y se queda otra vez fingiendo ser una piel de oso. Sabemos que es el tío Jorge, pero no decimos nada. Sería terrible que él descubriese que nosotros somos sus parientes, camuflados como lámparas de pie, sillones o incluso cortinas de dudoso buen gusto. (martín gardella & alejandro bentivoglio)

HOMBRE DE MAR

Ubique en el mapamundi una zona rocosa donde se permita la pesca costera. Consiga una red de deriva con dimensiones suficientes. Embárquese solo, preferentemente en una nave sin motor. Navegue hasta poder dejar caer la caña en busca de algún pez. Recuerde que usted no existe. Tampoco el mapa, el agua o mucho menos el pez. Por las dudas, si ve caer un anzuelo, no lo muerda, ese sí puede ser real. (martín gardella & alejandro bentivoglio)

DONDE VAN LOS ASES

Las horribles cucarachas invadieron la casa durante el verano. Ingresaron por el ventanal del patio trasero e irrumpieron en malón en la cocina y el cuarto de baño. Al no encontrar resistencia, tardaron poco en tomar por asalto todos los ambientes, incluido el dormitorio principal. Las amenazas policiales no surten efecto. Tampoco las apuestas, las prolongadas partidas de ajedrez o póker para decidir la suerte de la casa. A manos de esos timberos insectos ya he perdido incluso a mi mujer luego de una pésima mano. (martín gardella & alejandro bentivoglio)

GARDEN OF IRAK

Cuando era niño, armaba guerras imaginarias con los soldaditos de juguete que le regalaban los mayores. Cuando fue grande, en medio del desierto, con la tormenta de arena cegándole los ojos, sintió una pequeña mano que lo tomaba del hombro, que lo arrastraba donde no quería ir. (martín gardella & alejandro bentivoglio)

GENTE QUE SE ENCUENTRA

–¡Qué bueno! –pensó el patito, feliz por haber encontrado una familia. –¡Qué lindo! –se alegró la niña, entusiasmada con la nueva mascota. –¡Qué rico! –exclamó la mamá, mientras buscaba la receta del pato a la naranja. -¡Qué fácil será esta masacre! –pensó el loco del hacha, acercándose en silencio a la casa en el bosque. (martín gardella & alejandro bentivoglio)

jueves, 7 de junio de 2012

THE SOUND OF CRASHING GUITARS

¿Dónde están la ciudad y los sueños? Dónde han quedado las espinas de esas rosas que sabían sangrar. Dónde está el sonido de la noche, la llamada de un camino que no fuera estas señales de desastres. Qué son estas palabras conjuradas al impactar los cuerpos vacíos. Preciosa música de extraños durmiendo sobre la melodía de un piano mudo, témpanos flotando a la deriva de constelaciones. Preciosa tempestad de soles negros que llueven en camas anónimas cuando la noche se acerca en la carretera donde se han entrelazado corazones de delicadas cuerdas. ¿Dónde está la ciudad y los sueños, el sonido de las guitarras estrellándose contra los muros que cobijan los llantos, la perdida música de los solitarios?