viernes, 8 de junio de 2012

HOMBRE DE MAR

Ubique en el mapamundi una zona rocosa donde se permita la pesca costera. Consiga una red de deriva con dimensiones suficientes. Embárquese solo, preferentemente en una nave sin motor. Navegue hasta poder dejar caer la caña en busca de algún pez. Recuerde que usted no existe. Tampoco el mapa, el agua o mucho menos el pez. Por las dudas, si ve caer un anzuelo, no lo muerda, ese sí puede ser real. (martín gardella & alejandro bentivoglio)

No hay comentarios: