martes, 12 de junio de 2012

LA MUJER IRRESISTIBLE

Ella sabía todas las respuestas, pero no dejaba que nadie le hiciese preguntas. Sospechaban que era muda. Pero tampoco se animaban a dudar de su sabiduría. La velocidad del aire no podía cortarla. Cuando dormía dejaba un ojo abierto. Cuando hacía el amor parecía una extraña forma de tortura a la que nadie podía resistirse.

2 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Supongo que se han escapado del título el "is" que la convertiría en "irresistible".

Amen de esa nimiedad, el micro me parece excelente.

Un saludo.

alejandro bentivoglio dijo...

uy, sí, se me escapó. eso me pasa por no revisar lo que escribo. a veces me aburre releer lo que tengo escrito y se me van errores de tipeo. gracias por el aviso! y me alegra que te guste!