viernes, 27 de julio de 2012

NO PIENSA EN NADIE


Tomo sus manos que ahora al estar entre las mías parecen tan lejos de sus muñecas y cuando ella se echa para atrás acabo de ver el color grisáceo de su piel, esos ojos duros de maniquí reprobando mi deseo y la dejo sin fijarme ni siquiera en los destrozos de la vidriera, en esa turba de curiosos viendo ese desnudo pedazo de plástico incapaz de amar.

4 comentarios:

Sandra Montelpare dijo...

tremendo. chapeau!

Sara Lew dijo...

¡Fantástico! Buenísimos todos, todos.
Un saludo.

alejandro bentivoglio dijo...

gracias sandra y sara por los comentarios! buenísimo que les haya gustado!

Juanito dijo...

Muy bueno, Alejandro, felicitaciones.
¡Saludos!