miércoles, 8 de agosto de 2012

BEHIND BLUE EYES


Nos hemos olvidado cómo encajan las cosas, nos hemos olvidado de conocer las respuestas sobre salvaciones y hundimientos. Y ahora los fragmentos unen lo disperso, la fatalidad de la certeza. El ahogo detrás de una llamada a un número equivocado. Sueños que descienden en la conciencia. ¿Cuánto se puede naufragar detrás de unos ojos azules? El amor palpita sintiéndose venganza que envenena. Cuántas culpas llenarán esta casa que le pertenece al dolor y al odio. Sombras hechas de polvo de estrellas. Alguien será llevado por la marea y alguien esperará en costas que no figuran en mapas.
Pero nunca sabremos, nunca nadaremos en estas olas de imperfección hasta conocerlo todo. La pausa de los espejos nunca nos dirá cuánto se puede naufragar detrás de unos ojos azules.

2 comentarios:

Sara Lew dijo...

Hermoso texto, Alejandro.
Un saludo.

alejandro bentivoglio dijo...

gracias, sara! saludos para vos