sábado, 18 de agosto de 2012

OLIMPÍADAS DEL INFIERNO


En las olimpiadas del infierno es muy popular el headball, o fútbol con las cabezas de grandes deportistas condenados. Es un apasionante juego en donde mil demonios se enfrentan a mil diablas pateando a troche y moche la cabeza de algún desdichado. Viva está la cabeza, por supuesto. No hay arcos, solo gana quien más dolor le infringe al pobre cráneo. Otro deporte muy interesante es el ajedrez venusino. Que se juega con piezas hechas de extraterrestres pecadores. Básicamente, se podría decir que todo juego infernal consiste en el sufrimiento de algo o alguien. Aunque este no es el verdadero tormento diseñado para las miles de almas en pena. La verdadera tortura radica en la transmisión de estas competencias, los comentarios deportivos, las ceremonias de inauguración y cierre que pueden durar milenos. En fin, estar anclado a un sofá mefistofélico con un control remoto en la mano. Sin baterias.


Esteban moscarda & Alejandro bentivoglio

2 comentarios:

Juanito dijo...

¡Monumental!
De antología.
¡Felicitaciones!

alejandro bentivoglio dijo...

muchas gracias por comentar. me alegra que te haya gustado!! saludos!!