miércoles, 12 de septiembre de 2012

LO QUE QUEDA


Cuando todo se va, quedan partículas dispersas, fría fusión, que encuentran su forma de brotar semillas que florecerán en la primavera de todo invierno.
Todo se recorre hasta agotarse, todo se persigue hasta encontrarse y luego abandonarse. Pasajeros o testigos, culpables o inocentes, inmóviles, animales en jaulas abiertas que buscamos cerrar.
Las puertas de la percepción son empujadas y pocos lagartos verdaderamente parecen lamer al sol sin quemarse.

No hay comentarios: