jueves, 22 de noviembre de 2012

TEMA PENDIENTE



Caminó a lo largo del estrecho pasillo que lo conduciría hacia la playa de estacionamiento. Rutina. El vehículo estaría en el box 33 como siempre. Max lo saludaría desde lejos , como siempre. Y él emprendería la marcha rumbo a su casa para arribar a tiempo de ver su equipo de fútbol favorito. Pero esa tarde, se apagaron todas las luces del pasillo. Él tenía un tema pendiente con la oscuridad. Escuchó unos pasos.
El terror casi lo golpeó en la cara cuando la voz lo alcanzó.
-¿No dijiste que ibas a llamar, eh? –dijo El Cuco-. ¡Te estuve esperando todos estos años!
-Yo… Estuve ocupado.
-¿Ocupado?
-Eh… Podemos arreglar … una cena… después una asustada, ¿te parece?
-Más te vale. Pero yo te llamo –dijo El Cuco, marchándose, no sin antes reclamar su teléfono.
Las luces volvieron. Tendría que cambiar de trabajo. Le había dado un número falso.

(Ana Caliyuri & Alejandro Bentivoglio)

No hay comentarios: