domingo, 3 de febrero de 2013

POST APOCALIPSIS


Los hombres con alas llegaron desde lejos. Eso es lo que nos dijeron. Tienen ojos enormes que ven en la oscuridad y sus cuerpos son descomunales. Nosotros somos pequeños y no podemos volar. Seguir a los hombres con alas es imposible aunque algunos de nosotros se esfuerzan en dar pequeños saltos esperando quedar colgados del aire.
Los demás preferimos caminar, arrastrarnos por el piso incluso, mostrando un enorme orgullo que apenas se disimula cuando en el medio de la noche nos miramos la espalda, esperando que algo nos empiece a crecer.

2 comentarios:

Raúl Omar García dijo...

Me gustó mucho. Las imágenes se dibujan solas en la mente.
Con todo el respeto, te recomiendo reemplazar uno de esos dos "imposible".
Saludos.

alejandro bentivoglio dijo...

gracias por el aviso. a veces posteo sin mirar y se me pasan errores por no darle una mirada más atenta a los textos!!