jueves, 21 de marzo de 2013

FOLLOW THE LEADER



Llegamos al pueblo por la noche. Las casas eran pequeñas. Los pobladores, gigantes que allí no cabían.
Les preguntamos por qué lo habían construido así.
Ellos dijeron que se trataba del progreso y todos asentimos muy convencidos.

1 comentario:

Raúl Omar García dijo...

¿Será que uno se convence a sí mismo de que se está mejor y lo único que hace es conformarse?
No sé si es este el mensaje, pero bien le cabría.
saludos.