martes, 16 de abril de 2013

RETROSPECTIVA



Cada tanto Melania me miraba desde su palidez casi inmaculada. No me pareció importante en ese momento decirle algo, cambiar algún detalle de ella. Era perfecta en su quietud. En su belleza imposible de describir.
Ahora, en retrospectiva, pienso que pude haber estado equivocado al matarla con aquel cuchillo. Tan sucio, tan poco simétrico, tan imperfecto, tan indigno de ella.

4 comentarios:

Sandra Montelpare dijo...

Indigno, ese adjetivo, se come el micro.
Chapeau.
Saludos van.

alejandro bentivoglio dijo...

gracias por pasarte y comentar! qué bueno que te haya gustado! saludos!!

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

¡Excelente! Me encantó.
Saludos...

Raúl Omar García dijo...

Cuando se cierra la historia, hacés cosas excelentes como esta.
Bravo, Alejandro.
Saludos.