viernes, 26 de abril de 2013

SERIAL KILLER


El loco de la puñalada fue conocido por sus crímenes exagerados. Según los registros policiales, nunca daba menos de ciento cincuenta golpes de cuchillo. La víctima quedaba como un muñeco de trapo, rota por donde se la quisiera ver. Algunos creían ver una patología extrema, alguna enfermedad psiquiátrica que podría ser tratada con las drogas adecuadas. Otros pensaban que solo se trataba de un exhibicionista. Yo, en cambio, que conozco la verdad, puedo asegurarles que no era ni lo uno ni lo otro. El loco de la puñalada era un tipo inseguro, un maníaco que desconfiaba de todos y de todo. Ninguno de sus asesinados recibía menos de ciento cincuenta puñaladas porque él no creía que los cuchillos que usaba estuvieran adecuadamente afilados.


(Alejandro Bentivoglio & Sergio Gaut vel Hartman)

No hay comentarios: