jueves, 20 de junio de 2013

EL ACTO

Suspendido en el aire se balancea buscando llegar al otro lado. Nadie sabe que no hay cuerda que lo sostenga. Que no hay red.
Él no sabe que nadie lo ve. Piensa que el público lo aclama.
El público piensa que el acto aún no ha comenzado.
Él no está allí. Bebe una copa en un café de París y contempla un grupo de palomas que se balancean en el aire, imposibles.

No hay comentarios: