jueves, 20 de junio de 2013

EL ENEMIGO OCULTO

Supongamos que el reloj está embrujado y por eso nunca da la hora correcta. Supongamos que nadie puede romper el hechizo.
Supongamos lo contrario. Supongamos que se trata de un simple desperfecto mecánico. Alguna falla del todo explicable.
¿Acaso alguna de estas teorías podría decirnos porque nadie ha encontrado ese reloj oculto que despierta día tras día a toda la casa con sus impredecibles trece campanadas de medianoche?

No hay comentarios: