jueves, 20 de junio de 2013

KING NOTHING

Avanza hacia el trono. Se coloca la corona. Extiende su mano en majestuoso saluda. Suspira agobiado, se levanta. Vuelve a acomodar los muñecos de madera frente a él. Regresa a su asiento y otra vez saluda a sus súbditos, ante la mirada indiferente de los enfermeros que siguen haciendo sus rondas.

No hay comentarios: