lunes, 10 de junio de 2013

LA OTRA HISTORIA


Durante el viaje, muchos valientes marineros se enfrentaron a la furia del capitán Ahab en un intento por hacerle entender la inutilidad de la persecución de la gran ballena blanca. El capitán los insultó e incluso los hizo azotar. Su venganza era lo único que podía mantenerlo en pie.
Finalmente, el Pequod alcanzó a la temible ballena. Ahab la contempló en su inmensidad, en su absoluto carácter satánico.
-Bueno, la perdono –dijo entonces-. No fue su culpa después de todo.
Ismael no se adelantó para contar la historia, porque estaba durmiendo, pero según se supo después, fue Quequeg o algún otro el que arrojó al capitán Ahab al mar.

3 comentarios:

Nel Morán dijo...

Me gusta esa crónica de algo contado, esa otra cara, esa opinión. Hace poco que he releído el libro y encontrar aquí este microrrelato me ha gustado. Es como un apéndice de la novela.

Saludos

Raúl Omar García dijo...

Ja, genial visión de la historia.
Saludos.

alejandro bentivoglio dijo...

gracias, Nel y Raúl por pasarse, me alegra que les haya gustado. Y justamente estaba pensando en releerlo, hace bastante que lo leí por última vez.