lunes, 5 de agosto de 2013

SIN RESOLVER

Me caigo por las escaleras y todo el edificio se despierta. Las paredes y techos se acercan a preguntarme si me lastimé. Los ascensores proponen ayudarme a subir de nuevo a mi habitación. Las puertas se abren solas para colaborar y la terraza baja inmediatamente para indagar sobre mi salud.
Al llegar la policía, las sospechosas escaleras no aparecen por ningún lado.

ANATOMIA DEL VAMPIRO

Remover la tierra y encontrar un cadáver, no decírselo a nadie, llevarse los huesos, armarlo, descubrir que se me parece, buscarme en el espejo y no encontrar nada, temer ante el cumplimiento de una leyenda, de una absurda sabiduría popular que ahora me hace querer esquivar el sol, las cruces o incluso el agua bendita.

DULCEMENTE

Ella me trata amablemente. Me dice que me quede tranquilo. Que esto de estar muerto no es tan grave. Que sí, quizás al principio me sienta algo distinto a lo que era. Pero luego, cuando haya aprendido a amarla, sus huesos no serán tan duros, su cara vacía será mas hermosa, su capucha negra será acogedora y el filo de su guadaña, ya no será un obstáculo en nuestro eterno encuentro.

JUDAS PRIEST

Predica las palabras, el que mata el dolor a veces también lo provoca. Cuero negro humeante sobre un lago del que se hace noche. El trueno es acero bajo la tierra, mientras los olvidados esperan el consuelo, cantando viejas baladas que nadie recuerda exactamente.
¿Qué ha sido la rebeldía más que una oscura plata que quema como licor de los imperdonables? Qué es el recuerdo, más que una luz blanca que luego se apaga en los campos donde la sangre no tiene nombre.


COSAS DEL AMOR

En aquel hombre vivían otros dos que se disputaban la pertenencia de una tercera mujer que los había conocido un día en el que ella y sus otras habitantes nocturnas habían salido a pasear.
Dicen que habrían podido amarse si al menos uno de ellos hubiera sabido dónde estaban todos en el momento preciso cuando nosotros hablábamos de amor.