lunes, 5 de agosto de 2013

COSAS DEL AMOR

En aquel hombre vivían otros dos que se disputaban la pertenencia de una tercera mujer que los había conocido un día en el que ella y sus otras habitantes nocturnas habían salido a pasear.
Dicen que habrían podido amarse si al menos uno de ellos hubiera sabido dónde estaban todos en el momento preciso cuando nosotros hablábamos de amor.

No hay comentarios: