lunes, 5 de agosto de 2013

JUDAS PRIEST

Predica las palabras, el que mata el dolor a veces también lo provoca. Cuero negro humeante sobre un lago del que se hace noche. El trueno es acero bajo la tierra, mientras los olvidados esperan el consuelo, cantando viejas baladas que nadie recuerda exactamente.
¿Qué ha sido la rebeldía más que una oscura plata que quema como licor de los imperdonables? Qué es el recuerdo, más que una luz blanca que luego se apaga en los campos donde la sangre no tiene nombre.


No hay comentarios: