jueves, 3 de octubre de 2013

OSCURO TRAYECTO

Sigo un camino abrupto, no sé por qué, ni cómo, ni desde cuándo estoy haciendo este recorrido. Mucho menos sé por cuánto tiempo más lo realizaré. Solo me alumbra una luna modesta, la cual dibuja un sendero blanquecino, ligeramente luminoso, que no parece tener fin. Todo lo demás, atrás de mí y a mis costados, luce negro, como el corazón de una bestia. Mi incierto destino comienza a aterrarme, ¿hacia dónde estaré yendo? Trato de observar la Tierra, pero todo parece haber quedado demasiado lejos como para distinguir algo.
A mi lado se acumulan los cráteres lunares.


(Carlos Enrique Saldívar & Alejandro Bentivoglio)



No hay comentarios: