sábado, 30 de noviembre de 2013

LITERATURA DE LO OBVIO


La muerte de Smith ha sido un verdadero misterio y la policía no ha avanzado en su resolución hasta el momento. Joseph Smith, un conocido caricaturista fue encontrado muerto en su casa, apuñalado. El hombre no tenía enemigos y era ciertamente querido por vecinos y conocidos. Durante su larga trayectoria había ganado innumerables premios y su obra era publicada en los más importantes periódicos del país.
El cadáver fue hallado sobre su mesa de trabajo. En su mano, aferrado firmemente, estaba su último dibujo: una previsible daga.

DESENGAÑO DEL POETA

La locura no es lo que uno espera. A veces ni siquiera se desnuda y nos ofrece su cuerpo, sino que se queda quieta en un rincón, hablando mal de nosotros, vestida hasta el cuello, virgen de toda violencia, de toda pasión.


NO PASA NADA

Me extingo sin saber por qué. El mundo no se detiene por este hecho que me abarca por completo. La gente sigue caminando por la calle. En el piso de arriba una nena juega a las muñecas. A una la llamará Melania. A la otra le falta un ojo me desplomo la niña interrumpe un momento su juego luego sonríe alguna quiere más té y las muñecas hasta parecen asentir entre esas falsas tazas de porcelana blanca me morí.

CARNAVAL

Mujeres y contorsiones, pedruscos iluminados por tornasoladas flores de huesos y fingida alegría para tapar este llanto que crece como un mundo donde nadie sabe qué ni por qué, ni para qué y la carroza que vaga por la ciudad con esa forma de ataúd, con esa forma de terrible silencio.

ELEGANTLY WASTED

Cae fuego de los cielos, hay desorden, gente que llora por los rincones. Los ríos que se hacen sangre, dientes que crujen, armónicas trompetas que sacuden el destemplado silencio. Puertas que se caen, pies que pisotean.
Llega el fin de los tiempos y yo tan laxo, tan poco elegante. Sin una mísera corbata a mano.