domingo, 23 de marzo de 2014

CANCIÓN DEL ADIÓS

Nunca he sabido detener esta lluvia, nunca he sabido decir que lo siento. Ahora solo miro esos trenes vacíos que el viento lleva en la soledad del que no espera nada. ¿Podrías decirme que voy a olvidarlo todo? ¿O es que cada última palabra no será más que una hoja marchita de este dolor que me ha florecido una noche? ¿Acaso en el invierno no caminamos siempre solos?
Tan cerca de casa, puedo estirar mi mano y tocarla, pero los recuerdos queman mis dedos y mi corazón sabe todos los mapas para dejarse ir.

No hay comentarios: