martes, 11 de marzo de 2014

NADA

Alguien no está parado ahí afuera. Alguien no hace ruido junto a mi puerta y yo no voy a abrir y le digo que por qué hace ruido y como no hay nadie no me responde que le gustaría pasar porque se siente solo. Nadie me dice que tiene frío o que apenas recuerda su propio nombre. Así que no me levanto del sofá, ni dejo de leer el libro que estaba leyendo, ni siquiera miro por la ventana o pienso por algún momento en lo que no está ahí afuera.
Absolutamente nadie me habla esta noche que no será diferente a cualquier otra noche excepto porque ahora no ha empezado a llover muy fuerte.


No hay comentarios: