domingo, 23 de marzo de 2014

NOTAS DEL INFIERNO

Planifiqué el infierno con cuidado, con todos los detalles, por supuesto. No quiero que nada quede a la deriva. No quiero que nadie pueda decir que existen fallas en el producto terminado. El infierno, cualquiera lo sabe, no es una cuestión de apresuramiento. Se trata, por el contrario, de una obra concienzuda que requiere mucho esfuerzo. Lo importante es la variedad para que ningún hombre se acostumbre a la repetición de un sufrimiento.
Por sobre todas las cosas, es necesario alentar la esperanza. Que se crea que el infierno es la utilería, el fuego y los diablitos. Que no sepan que es el deseo, y sólo eso, lo que constituye el alma misma de este eterno lugar de tormento.

1 comentario:

rubén dijo...

Hola, acabo de iniciar el proyecto 365: escribir un relato por cada día del año. He visto tu blog navegando por internet. Si quieres seguirme, mi blog es: http://pepitas-de-oro.blogspot.com.es