sábado, 26 de abril de 2014

LA INEVITABLE O NO TANTO MUERTE DEL CORONEL GELLARD

-¿Te diste cuenta de que vamos a estrellarnos? -preguntó el coronel Gellard.
-Sí -respondió Harold, con total serenidad.
Gellard miró a su chofer. Quizás nunca lo había admirado tanto en su vida. Cuánta serenidad, cuánta sabiduría ante el desastre. Cuánta pericia para resolver una situación que para cualquier otro hubiese sido insoportablemente compleja.

Luego chocaron con violencia inaudita.

No hay comentarios: